viernes, 1 de septiembre de 2017

Galletas de parmesano y romero entre brie, moras y balsámico


                                                     “Estómago hambriento no tiene oídos”
                                                                                      Jean de La Fontaine     


Comenzamos septiembre y el año a partir de este mes no correrá, sino que volará en un dos por tres, el ritmo ya comienza a sentirse en la blogosfera, donde muchos regresan de vacaciones y por acá retomamos participaciones con las pilas puestas. 


*
Sobre la película en la que se inspira este plato....

Hoy la entrada se relaciona con una película y en esta ocasión, tuve la oportunidad de elegirla por ser anfitriona en el reto Cocina de película. Mi elección fue Estômago, una película brasileña dirigida por Marcos Jorge. Hace unos cuantos años la vi y me pareció interesante proponerla por la manera en que se entrelaza la comida con la trama de la misma. Luego de volverla a ver, para recordar muchas cosas..., caí en la cuenta de lo cruda que resulta ser..., con algunas escenas de sexo, otras un poco repulsivas; esta, no es una película rosa, ni de amor, es una película visceral, que vale la pena conocer, donde la comida es un elemento fundamental. En el mismo sentido, creo que es importante observar distintos tipos de géneros de cinematográficos, porque el cine es una de muchas ventanas que nos permite ver el reflejo de las sociedades en las que vivimos. 
Esta historia de Estómago, se entreteje en dos tiempos, la narración visual se va alternando entre el pasado y el presente del protagonista Raimundo Nonato - Alecrim (Romero). Entre atmósferas oscuras, con algunas escenas rodeadas por "chispas de humor" (catalogada de comedia negra y drama), del día a día entre la vida de una cárcel en Brasil, con la vida del mismo personaje en la gran ciudad; se entrelaza la película en medio de botecos (bares), sexo, y comida, se muestra la historia de un hombre que viene del nordeste, una de las regiones más pobres del Brasil y llega a una metrópoli enorme y asustadora como São Paulo, donde no conoce a nadie y sin dinero comienza su historia...; acá no haré ningún resumen, pero lo que sí quiero, es comentar lo que me dejó verla.  
En un comienzo analizar esa lucha de las personas al llegar a un lugar nuevo, a una ciudad enorme..., la lucha de poderes en la sociedad. Muchas veces las personas del interior son marginadas y de alguna manera anuladas por una sociedad jerarquizada, ...luego la manera en que en un ambiente tan difícil como el de una cárcel, se muestra la otra cara de Nonato (Alecrim-Romero), donde él adquiere admiración y estatus por ser el que cocina, quien es mirado con más respeto. Paralelamente la manera en que se despierta el gusto y el don que pocos tienen en cuestiones de culinaria, donde no solo es cocinar por cocinar, sino la forma en que se muestra esa magia en la película, con los cambios de música en los momentos en el que el protagonista se envuelve entre sí, para dar rienda suelta a la creación de bocados sublimes..., donde el mismo R.N. se da cuenta de sus dotes y también lo desarrolla en los lugares por los que trabaja. En el mismo sentido, cuándo se encuentra en la cárcel, luego de tener esa comida del día a día, sin gracia, llega a intervenirla, mejorando sus sabores y logrando que cada uno de sus compañeros evoque las mejores sensaciones con cada preparación y lo vean con otros ojos. 
Creo que con esta película se puede analizar la disputa de poderes, la visión machista con la gran cantidad de comentarios y comparaciones que hacen de la mujer. La manera de ser de la prostituta cuyo mayor deseo y satisfacción es comer, la forma en que la muestran como un ser que nunca esta satisfecho, un objeto de deseo total, quien cambia sexo por comida. 
Hace diez años salió esta película, cuyos temas giran en torno al deseo y al poder, deseo que en este caso se refleja en la comida y el poder que en este caso se refleja en el que mande en la cárcel por un lado, el que posea a la mujer por el otro..., la contienda de poderes vista a través de la comida, tonos de humor para muchos, crudeza y realidades que hacen parte del espejo de la sociedad y que nos puede dejar con una repulsión total y en medio de todo también ganas de cocinar alguna coxinha, un feijão, una espagueti a la puttanesca, un Romeo y Julieta convertido en Anita y Garibaldi..., o como en mi caso algo con mucho romero, como estas deliciosas galletas de parmesano entre queso brie y moras.

*
Sobre esta receta... 
Claramente me decidí por el romero y al buscar ideas para traer a colación, confieso que inicialmente realizaría unas coxinhas de pollo..., pero no soy muy de frituras y aunque hay versiones al horno, recordando esta receta de postre que hice recién comencé el blog, con hojaldre y luego de ver acá esta idea con romero y moras O_O, la decisión estaba más que tomada, un postre que va muy con el corte de la película (en el mejor de los sentidos), esta es una idea deliciosa, sencilla y elegante con sabores intensos a romero (protagonista de la receta) y queso que en este caso es parmesano y brie, con unas galletas de muerte que acompañan muy bien este postre que se derrite con mirarlo entre almíbar de moras, algunas fresas y balsámico. 
En esta ocasión repetí la receta porque confieso que la primera versión (que aunque salió deliciosa y cuyas galletas hice con parte de la masa de la base que hice para esta Tarta Tatin de pimientosno me convenció por las fotos que hice, ya entrada la tarde-noche y decidí realizarla de nuevo... y dado que no tenía más masa reciclada de la tatin de pimientos, resulté haciendo estas galletas de parmesano y romero que de verdad han sido un lujo adaptarlas de un libro que hace años me regaló Mr.G. Así que, sin más palabras, luego de esa reseña de la película, les dejo este postre para endulzar la vida y comenzar septiembre con pie derecho. ^_^

________________________________________________________________________________________

Tiempos}
  • Tiempo de preparación galletas : 45  minutos
  • Tiempo de preparación postre : 20 minutos
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Ingredientes:
Galletas de parmesano y romero entre brie, moras y balsámico
[15 galletas de 6 cm de diámetro o varias pequeñas ]

PARA LAS GALLETAS DE PARMESANO Y ROMERO 
- 75 gr de harina de trigo + un poco para espolvorear
30 gr de mantequilla sin sal fria
- 75 gr de queso parmesano recien rallado
- 30 gr de yogur griego o yogur natural espeso
- 1/4 de cucharadita de pimienta negra recién molida
- 1 cucharada de romero seco 

PARA EL BRIE DE MORAS Y BALSÁMICO 
- 140 gr de queso brie con la capa externa
- 130 gr de moreras
- 4 fresas picadas
- 2 cucharadas de vinagre bálsamico
- 40 gr de azúcar
- 1 cucharada de aceite de coco
- 1 rama de romero fresco
- almendras laminadas o pistachos para decorar (opcional)
_._._._._._._._._._._._._._._._._._._._ _._._._._._._._._._._._._._._._ _._._._._._._._._._._._.



«PREPARACIÓN & PASO A PASO»


[PARA LAS GALLETAS DE PARMESANO Y ROMERO]

1. Tamizar la harina, adicionar la mantequilla cortada en laminas pequeñas. Trabajar la harina hasta tener una mezcla arenosa y húmeda. Luego adicionamos el queso parmesano rallado, mezclar bien, agregar el romero con la pimienta recién molida. Verter el yogur en la masa y amasar hasta tener una masa homogénea. Formar una bola.


2. Precalentar el horno a 180ºC. y alistar una bandeja con papel encerado.

3. Sobre una superficie plana, espolvorear un poco de harina y extender la masa, ir despegando de la mesa revisando que no se pegue. Extender hasta obtener un grosor de 2mm y cortar con cortadores a gusto y darle las formas que más nos gusten. En este caso utilicé la rueda para hacer raviolis y saque tiras que trence, con la masa sobrante la extendí y realicé una rejilla con algunos cortes. Llevar al horno por unos 15 minutos hasta que estén ligeramente doradas. Retirar del horno y dejar enfriar unos minutos, luego quitarlas de la bandeja y dejarlas enfriar sobre una rejilla. Luego ponerlas entre un frasco hermético. 


[PARA EL QUESO BRIE, ENTRE MORAS, BALSAMICO Y ROMERO]

1. En un cazo poner poner las moras, las fresas picadas, el azúcar, el aceite de coco y el vinagre balsámico, llevar al fuego bajo y cocinar, cuando tome hervor adicionar la rama de romero y dejar reducir un poco. Reservar y para el momento de poner el almíbar en el queso volvemos a calentar un poco. 


2. Con el horno precalentado a 180ºC, poner el queso con una base de papel encerado entre un molde, (es importante dejarle la corteza que trae) llevarlo al horno por 15-18 minutos. Luego retirar del horno y verter el almíbar con las moras por encima del queso, adicionar almendras laminadas y servir de inmediato.





………{PASO A PASO}………


[PARA LAS GALLETAS DE PARMESANO Y ROMERO]

1. Tamizar la harina, adicionar la mantequilla cortada en laminas pequeñas, en mi caso estaba fría. Trabajar la harina hasta tener una mezcla arenosa y húmeda. Luego adicionamos el queso parmesano rallado, mezclar bien y finalmente adicionar el romero con la pimienta recién molida. Verter el yogur en la masa y amasar hasta tener una masa homogénea. Formar una bola.


2. Precalentar el horno a 180ºC. y alistar una bandeja con papel encerado. 


3. Sobre una superficie plana, espolvorear un poco de harina y extender la masa, ir despegando de la mesa revisando que no se pegue. Extender hasta obtener un grosor de 2mm y cortar con cortadores a gusto y darle las formas que más nos gusten. En este caso utilicé la rueda para hacer raviolis y saque tiras que trence, con la masa sobrante la extendí y realicé una rejilla con algunos cortes. Llevar al horno por unos 15 minutos hasta que estén ligeramente doradas. Retirar del horno y dejar enfriar unos minutos, luego quitarlas de la bandeja y dejarlas enfriar sobre una rejilla. Luego ponerlas entre un frasco hermético.



*

[PARA EL QUESO BRIE ENTRE MORAS, BALSÁMICO Y ROMERO]

1. En un cazo poner poner las moras, las fresas picadas, el azúcar, el aceite de coco y el vinagre balsámico, llevar al fuego bajo y cocinar, cuando tome hervor adicionar la rama de romero y dejar reducir un poco. Reservar y para el momento de poner el almíbar en el queso volvemos a calentar un poco.




2. Con el horno precalentado a 180ºC, poner el queso con una base de papel encerado entre un molde, (es importante dejarle la corteza que trae) llevarlo al horno por 15-18 minutos. Luego retirar del horno y verter el almíbar con las moras por encima del queso, adicionar almendras laminadas y servir de inmediato.








...y a disfrutar de este postre delicioso, feliz fin de semana



*



*

****
**

**
****

***************
****

Estômago
09 17



***
*************




*
***
Feliz día!!!
Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mi son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


_________________________
Agradezco cada comentario y 
estaré atenta a las inquietudes que se presenten.


nati

[❤︎]



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 comentarios:

  1. Amiga, me encantan las galletas, se parecen a unas que compramos en el super que son italianas, no recuerdo el nombre, con romero, algunas con pimienta negra, tienen un toque dulzón y van super bien con todo.
    Cuando veo el rojo de la fruta y su jugo, lo relaciono con lo "viceral" que cuentas de la película, ya tendré que verla con calmita, jaja.
    Excelente presentación como siempre, bienvenido septiembre y todo lo que tenga para darnos.
    Besitos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. Hola Natalia, me encantan tus galletas, pero debo decirte que las fotos son espectaculares y van muy en el estilo de la película. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Es precioso tu postre! Me comería un trocito ahora mismo. Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  4. Las moras me encantan por encima de casi cualquier otra fruta!!! Adorable de principio a fin.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Natalia!

    Quería saludarte después de este mes de inactividad bloguera que he tenido. ¡Y vaya sorpresa! La primera receta que he visto de tu blog es esta delicia. Las moras y las frambuesas son de mis frutas favoritas...¡¡y encima acompañadas de estas galletas de queso...para perder la cabeza y comer hasta que duela el...Estômago (Por cierto, habrá que ver esa película).
    ¡Me alegro de saludarte!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pedazo de galletas de alta cocina, siempre unas recetas impresionantes tocaya, besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nati, se ven estupendas estas galletas, esa combinación de sabores es maravillosa, se me hace agua la boca. Muy rico todo! Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por sus comentarios, los leo todos y aunque muchas veces no alcanzo a responderlos todos, sepan que los apreció montones y de igual manera aprecio mucho el tiempo que dedican al pasar por este lugar.
    Siempre bienvenid@s,

    Gracias Totales!!!!
    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^