viernes, 20 de octubre de 2017

Mermelada de chiles y más chiles...


Ámbar, naranja, ocre, amarillos cobrizos, dorados intensos, naranjas rojizos, colores que hacen parte de esta mermelada especial que hice hace unos meses, colores que en el norte llaman al otoño que ha llegado para quedarse un buen rato, colores que en el sur nos llevan a los atardeceres más bonitos del año, llamando la primavera con ojos de verano, el sonido de las chicharras entre arboles, calor que va llegando y con este cruce de estaciones, hoy la comparto...  

Cuando alguna vez vi en Paraty en el estado de Rio de Janeiro (una ciudad que para los que conocen Colombia, diríamos que es Villa de Leyva pero con mar... o sea, un paraíso colonial precioso e histórico...), aquellas mermeladas artesanales de chiles que venden junto a otras tantas de frutas exóticas, entre cachazas complejas de canela y especias..., quedé sorprendida por el lindo color que tenían y sobretodo por el contenido y nombre, compré una pequeña del tamaño de una copita de aguardiente, o shot de algún licor y para mi sorpresa resultó ser una delicia... que quise de inmediato poner en la lista de "intentos por realizar" y quizás lograr tanto en color, como sabor y por supuesto textura.  
Esta mermelada claramente no es una dulzura inocente, pero tampoco una niña rabiosa, eso sí..., es una mermelada con carácter, es picante, arde en la boca pero tiene chispas dulces con acentos ácidos y toques de naranja que permiten que se envuelva en la lengua y... ruidosa ella, termina siendo una juguetona y agradable sorpresa al paladar. 
Esta mermelada la hice primero con el fin de presionarme para realizar sí o sí las Salchichas artesanales Khmer típicas de Camboya que siempre que puedo pido en uno de mis restaurantes favoritos en Bogotá. Y resultó salir luego de las salchichas..., pero como ya lo había prometido, acá está su mermelada, perfecta compañera para contrastar dichas salchichas con los espaguetis de mango biche, una caja de sorpresas con los sabores que tiene esa receta. Esta mermelada me atrevo a decir que va más con quesos y carnes, por ese carácter pícaro que tiene, por ese color atrevido que lleva en su sello, es una mermelada intensa y provocadora.
De su realización, lo que hice... luego de varios intentos fue mezclar ají o chiles de color amarillo y rojo, eso sí; sin semillas (porque si no, este paladar que se considera con buen nivel en cuanto a soportar picante se refiere..., no hubiera tolerado todas las semillas que estas buenas pimientas o chiles traen). 
Del proceso les digo que me acostumbre a andar con los dedos picados, que no se les ocurra tener una rasquiña en el ojo como me pasó..., que el picor te deja sin ojos por un buen rato...., mejor sería ponerse guantes para picar estos chiles, ahh! se me olvidaba otro detalle, este tipo de pimienta que acá llaman Pimenta Ardida (es porque de verdad es de las señoras picantes de racamandraca), con el solo hecho de comenzar a picar, empiezas a no poder respirar, te da un poco de tos y el picante pareciera que subiera por el aire... como que te quedas un poco sin aire y sin poder respirar. Aquí les dejo la foto del tipo de pimienta, para que la vean, de colores lindos, pero con su genio les digo y como diría mi querida amiga Concha con su "toque canalla"
 
Para matizar esta pimienta, que para ese momento no se me había ocurrido mezclarla con otra, que sí es realmente inofensiva y que ayudaría mucho a darle consistencia sin realzar el picor, les hablo de la pimienta biquinho (muy común acá en Brasil, pequeñita con forma de boca y puchero de beso). Pero esta de la mermelada de hoy, sí es de las picantes y para realzarla porque no somos de miedos, al contrario si vamos por fuego le ponemos más fuego..., a que no adivinan..., lleva jengibre fresco rallado que combinado con naranja, piel de limón (lima) y por supuesto zumo y el azúcar matizan perfecto todos los sabores. Es una mermelada deliciosa, que se hace a fuego lento, en una sartén plana y baja, para evitar que se evapore todo muy rápido, la idea es que se concentre todo el sabor y lograr el brillo y consistencia ideal a través de un tiempo prolongado. Es picante y dulce a la vez, el dulce ayuda a enmascarar un poco el picante, pero la deja volar en personalidad y resulta una suculenta delicia para paladares atrevidos, que gusten de las picardías de esta mermelada.
 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
  • Preparación: 20 minutos 
  • Cocción: 4 horas a fuego lento, en sartén ancho, plano y pando
___________________________________________________________________________

Ingredientes:
Mermelada pícara, chiles y más chiles!!!
[ Rinde unos 500 gr. ya preparada]

- 95 gr de chiles (guindilla) frescos picados sin semillas
- 4 naranjas (260 gr de gajos sin piel y sin semillas)
- ralladura de piel de 1 limón
- zumo de dos limones*
- 20 gr de jengibre fresco rallado
- 40 ml de vinagre blanco
- 200 ml de agua
- 250 gr de azúcar

*El limón que por acá conocemos con ese nombre, en Europa se conoce como lima.
___________________________________________________________________________







«PREPARACIÓN»


1. Quitar las semillas de los chiles, cortarlos finamente y reservar.

2. Pelar las naranjas, intentar sacar toda la parte blanca, dejando a la vista los cascos y la pulpa de la fruta, luego cortar por las lineas que dividen cada casco de naranja, hacerlo con todos los cascos de manera que quitemos toda la piel que envuelve la naranja. (como en la foto del proceso de naranja).
3. En un bol adicionar la naranja, los chiles picados, la ralladura de limón, el zumo de limón, el vinagre blanco, el agua, el jengibre rallado y finalmente el azúcar. Poner en una sartén plana, baja y ancha. La idea es cocinar todo a fuego lento por unas 3 - 4 horas. Es importante remover de vez en vez, hasta obtener una mermelada de consistencia suave, brillante y de lindo color rojizo. 
4.Apagar y dejar enfriar. Guardar en un frasco esterilizado.



::::::::::: PASO A PASO ::::::::::: 


1. Quitar las semillas de los chiles, cortarlos finamente y reservar.




2. Pelar las naranjas, intentar sacar toda la parte blanca, dejando a la vista los cascos y la pulpa de la fruta, luego cortar por las lineas que dividen cada casco de naranja, hacerlo con todos los cascos de manera que quitemos toda la piel que envuelve la naranja. (como en la foto del proceso de naranja).



3. En un bol adicionar la naranja, los chiles picados, la ralladura de limón, el zumo de limón, el vinagre blanco, el agua, el jengibre rallado y finalmente el azúcar. Poner en una sartén plana, baja y ancha. La idea es cocinar todo a fuego lento por unas 3 - 4 horas. Es importante remover de vez en vez, hasta obtener una mermelada de consistencia suave, brillante y de lindo color rojizo.







Nota:
Esta mermelada se conserva muy bien por varios meses, la cantidad resultante es la que aparece en este frasco que es uno grande, rindió unos 480 gr. - 500 gr. 




Para acompañar estas salchichas camboyanas, o una buena bandeja de jamones, y quesos esta mermelada es un acompañante realmente rico o simplemente con un trozo de queso o porque no tofu como el que les dejo abajo es brutal. 



Como acelerador de metabolismo consumir chiles es muy bueno, además de un sin numero de beneficios de los que se dice tener propiedades anticancerígenas, expectorantes, antioxidantes..., acá dejo una de tantas paginas que se encuentran por la red, por si alguien quiere leer un poco de ello. Por ahora no me queda más que desearles un feliz viernes y buen fin de semana. Esta semana que viene estaré a tope y concentrada por estos lugares blogueriles de los que tanto disfruto y aprendo. De Mr.G ya esta mucho mejor, muchas gracias por los mensajes para con él. ^_^



***
*

***
*

*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________


[❤︎]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

20 comentarios:

  1. ¡¡Mermelada de chiles!! ¡¡Oh my god!! Esta te aseguro que me costaría hasta probar una pizquitina, pero es que el picante y yo, no somos muy amantes, más bien nos odiamos, ja, ja. Te aseguro que me ha enamorado su color, los cítricos, el jengibre...pero me sobra todo el chile, si, ya sé, entonces no sería mermelada de chiles. Supongo que, como bien dices, le dará ese toque canalla a las comidas, con una medida justa, puede ser todo un manjar, pero esta vez, me espero a la siguiente receta para probarla. ¡¡Si me ha picado con sólo leer el paso a paso de la receta, ja, ja!!
    Me alegro mucho que MrG se encuentre mejor. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjajaa muchos no pueden ni ver los chiles, pues me alegra que te haya enamorado, así sea por el colorcito, de a poquito puede ser una delicia, porque lo bueno es que dura muchoooo.
      pica, pica, de lo más rico
      un beso!

      Eliminar
  2. Hola Natalia, estoy admirada con tu mermelada de chiles. Me encantará hacerla alguna vez, porque ya sabes que soy muy fan de las mermeladas caseras. Nunca vi una así con chile y la combinación del resto de ingredientes, es espectacular. La textura me encanta y me imagino su sabor. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia es una mermelada diferente que me cautivo cuando la vi. Si la haces alguna vez me dices, de seguro te va a gustar.
      Besos!!

      Eliminar
  3. esta mermelada debe de ser exquisita, me encantaría probarla, tanto es así que voy a animarme a hacerla
    mil besitos mi querida Naty y feliz fin de semana
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O_O que emoción!!!, si la haces me cuentas, a picarnos se dijo mi querida Rosa pero con ese toque dulce es una delicia total!!!
      besitos!

      Eliminar
  4. Tiene que ser una combinación explosiva pero seguro que deliciosa. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Nati... si pica ¡es mi mermelada! Yo en otra vida seguro que fui mexicana porque el picante lo llevo en la sangre... De hecho durante el embarazo era casi un antojo. Recuerdo un sábado que hice unos tacos con unas tortillas picantes y Lara se pasó toda la tarde dando vueltas en mi barriga ja ja ja

    Reconozco que a veces se me va un poco la mano y me encuentro a mi costillo con lágrimas en los ojos mientras come. Esta mermelada tengo que probarla, que esos colores y esa mezcla de sabores me ha dejado totalmente prendada. No hay nada que te propongas y no consigas, tu blog está lleno de un montón de recetas que lo demuestran.

    ¡Besos mil y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te imaginas!!! me río imaginando lo de los tacos y a Lara revoloteando. Pero ya lo de tu costillo es porque tienes mucho nivel en el arte del picante, muchas gracias bonita, siempre tus palabras reconfortan y nutren este blog.
      Besos!!!!

      Eliminar
  6. ¡Oh Nati! Cómo me gusta que le pongas chispa a la vida, y es que para comer algo insípido y soso, mejor nada.
    La vida ya es bastante dura como para no ponerle un toquecito canalla, que nos haga disfrutar tanto que la cruda realidad se nos olvide por unos instantes, y que mejor que pasarlo bien comiendo.
    Como siempre me tienes rendida a tus pies, lo haces tan super bonito, escribes tan dulce que hasta tu mermelada es una caricia aunque pique, que a mi personalmente me encantaría probar, y no solo por la curiosidad que me despierta todos los ingredientes que lleva, sino por el color que provoca una pasión desmedida solo con mirarla.
    ¡¡Deliciosa y elegante!!
    Gracias por la mención mi dulce Nati, me la llevo con mucho gusto.
    Un millón de besos, y disfruta de un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Concha, esa chispa que hace falta y que nos activa!
      ese toquecito canalla me encanta ^_^
      Muchas gracias por tus palabras, esta mermeladita es tremenda locura picosa y dulce.
      te mando muchos abrazos desde estas latitudes del Brasil, mil besos a ti

      Eliminar
  7. ¡Hola Nati! Acabo de ver tu comentario en el blog de mi querida Elisa, y por lo que estoy viendo por aquí, te visitan todas mis amigas ¡faltaba yo! jjj. Estoy encantada de haber descubierto tu espacio bloguero. Iré poquito a poco conociendo tu cocina y a ti. De momento me quedo en el grupo de seguidores.
    Me ha sorprendido mucho esta mermelada, ya había oído alguna vez hablar de ella, pero ni por asomo pensé que podría tener ese aspecto tan maravilloso. Me ha conquistado Nati. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer conocerte Alicia al igual que a tu bonita cocina, bienvenida siempre, ya nos veremos por nuestros rincones, un beso!!! ;)

      Eliminar
  8. Ummmmmmmmmm como em tientas no hay mermelada que no me guste y seguro que esta con chiles esta de rexupete , te ha quedado de relujo.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido una mermelada que he podido realizar luego de verla en Paraty, si te gustan los chiles esta mermelada es la tuya.
      Besos!!!

      Eliminar
  9. Qué sorprendente, esto no lo había visto nunca y me paece una maravilla. Con lo aficionada que soy a las ricas mermeladas caseras, me levaría gustos un buen bote. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te guste Elisa, tengo que pasarme de cerca por tus mermeladas, nada como una deliciosa mermelada casera, besos!!!

      Eliminar
  10. Hola Nati, qué rica mermelada seguro en casa nos encantaría. Me guardo la receta para cuando encuentre chiles frescos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guárdala, si la haces me cuentas, para quienes gustamos del picantico con su toque dulce es una delicia ;)
      Besos!!

      Eliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^